Odontopediatría

Diente Sano

Diente Enfermo

Posición Adecuada para el Biberón

Evitar Caries del Biberón. No Dormir con el Tetero

La Odontopediatría es la odontología dedicada a los niños; si bien sus enfermedades son prácticamente las mismas que los adultos precisan de técnicas especiales para realizar los tratamientos necesarios.

De una forma general, la primera visita debe realizarse alrededor de los 3 años, cuándo se encuentra completa la erupción primaria, para una primera revisión. Los controles se deben hacer a cada 6 meses, y no esperar que tenga que ser de urgencia.

De todas formas, antes de los 3 años, tenga el hábito de examinar los dientes de su bebé. Los dientes saludables tienen un color uniforme. Si ves manchas o puntos en los dientes, lleve a su bebé al dentista. Limpie los dientes de su bebé con un paño suave y limpio o con un cepillo dental para bebés en cuanto salgan en la boca.


Cuando llegue el momento de acudir al dentista, a los tres años de edad o incluso antes cuando se detecte algún problema, los padres deben esforzarse por transmitir a su hijo una sensación de confianza y de seguridad. Es necesario que entre el niño y el dentista haya una buena relación de complicidad y no de miedo ni de temores.

Otro hecho importante reside en que una de las particularidades de esta especialidad es la de profundizar en el control del comportamiento del paciente infantil y juvenil en el consultorio. Este hecho es fundamental, en primer lugar para realizar los tratamientos con rapidez y eficacia, lo que finalmente procurará que se adquieran hábitos correctos tanto de higiene bucal como de dieta y que se deposite plena confianza en la odontología.

Todo ello procurará que el individuo llegue a la edad adulta con una boca sana estética y funcionalmente y, sobre todo, que se hayan adquirido los fundamentos para conservarla así durante toda la vida.